7/02/2009

BASILICA DE ESQUIPULAS

Posted by Edwin Yanes on jueves, julio 02, 2009 | No comments
Esquipulas Capital Centroamericana de la Fé





La Basílica de Esquipulas que en su inteior alberga al Milagroso Cristo Negro de Esquipulas con 414 años bendiciendo a los fieles.
Aquí en Guatemala, se dice que Quirio Cataño encarnó al Señor de Esquipulas, de acuerdo con la piel oscura de los antiguos habitantes de Chiquimula, de etnia chol o chortí.

Sin embargo, el arquitecto Eduardo Andrade afirma que cuando se restauró la imagen, se descubrió que originalmente estaba encarnada de blanco. "Fueron años de devoción los que le confirieron su característico tono, debido al humo de velas y veladoras".

La fecha patronal de Esquipulas se celebra cada 15 de enero y es una de las fiestas religiosas más importantes de Guatemala. Miles de peregrinos, procedentes de El Salvador, Honduras, México y otros países, así como connacionales, se dan cita para rendir culto a la imagen de un Cristo Negro crucificado.

La fiesta religiosa

Con ese motivo, cada 15 de enero, el visitante encontrará a Esquipulas repleta de ventas callejeras, ofreciendo miles de artículos llenos de colorido, producto de finas artesanías.

El recuerdo más común es el llamado sombrerito de Esquipulas, que consiste en un sombrero de ala estrecha, que lleva colgando pequeños objetos de todo tipo, fabricados con toda clase de materiales.

También están los denominados panes del Señor, que de acuerdo con el historiador Francis Gall, son tabletas hechas con sílice, alúmina, óxido de hierro, magnesia, sodio, potasio y calcio.
La costumbre de comerlas, denominada por él geofagia, es precolombina y se practica además por otras etnias como los indios Pueblo, de Estados Unidos.

Los mencionados panes son objetos blancos, usualmente de forma cuadrangular, que tienen un bajo relieve de un motivo religioso, como una cruz adosada con dos escaleras. Tradicionalmente, sirven para compartir la visita a Esquipulas con familiares o amigos que no pudieron realizarla.

No faltan las estampas con imágenes del Cristo Negro, así como unos interesantes rostros de Jesús, tallados a la inversa, que dan la sensación de seguir con la vista, cuando quien los observa se desplaza horizontalmente.

El recorrido para llegar a la basílica debe hacerse a pie, aunque algunos devotos realizan al menos una parte de rodillas, cuando acuden a pedir algún favor especial.

La razón para la caminata es porque así se disfruta mejor de la vista de la basílica, la cual se siente majestuosa conforme se acerquen a ella, con sus paredes y campanarios blancos y sus puertas enormes.

Una vez adentro, a pesar del inevitable murmullo debido al rezo de los devotos, el ambiente transmite tranquilidad, la talla del Cristo Crucificado se impone y lleva de inmediato al visitante a otras eras de la historia de Guatemala.

El olor a incienso, la llama de velas y veladoras, prepara en cierto modo al turista para cuando se acerque al altar y vea, de cerca, a los mudos testigos que han ido dejando los feligreses y que consignan curaciones, favores o incluso algún milagro.

Se trata de los exvotos: pequeñas figuritas de cera, que tienen la forma de alguna parte del cuerpo o de algún objeto, como una silla de ruedas.

Cada uno, representa una dolencia que ha cesado gracias a la intervención divina. O al menos eso afirman los devotos de la imagen.

En fin, después de visitar al Cristo Negro en su basílica, vale la pena realizar un recorrido por las calles aledañas, pues de seguro se regresará a casa con más de alguna curiosa artesanía.

Quirio Cataño

De origen portugués, Cataño fue un reconocido escultor y pintor, quien llegó a Guatemala de procedencia ignorada. Su origen lusitano se debe a una especulación del autor García Pelayo, puesto que en realidad no existen registros ni de su fecha o lugar de nacimiento, ni de su fecha de fallecimiento. Pero también se dice que fue de origen italiano (por el apellido Cataneo).

Se sabe con más certeza que se casó aquí con Catalina Mazariegos y que tuvo un hijo con ella, llamado Jerónimo, así como que la pareja adoptó varios niños más.

También se ha dudado sobre si el Cristo de Esquipulas es obra suya, aunque la mayoría de historiadores, Miguel Alvarez entre ellos, le conceden su paternidad, afirmando que la esculpió entre 1594 y 1595. Asimismo, se sabe que dejó otras obras en El Salvador y en República Dominicana.

Lugares a visitar

Aparte de la basílica, iglesia barroca del siglo XVIII que tomó veinte años en construirse, no debe dejar de visitarse en Chiquimula el acueducto, la pila colonial, la iglesia parroquial dedicada al apóstol Santiago y el Cerrito de Morola, así como la laguna de Ipala.

La Basílica de Esquipulas es concurrida por feligreses, romeristas y visitantes.

"No vale la pena hacer una vida infeliz por un infeliz en la vida" Yanes

0 COMENTARIOS/OPINIONES:

Publicar un comentario

Tus comentarios son el motor que me impulsan a seguir publicando...gracias.