1/14/2010

MILAGROS DEL SEÑOR DE ESQUIPULAS (SIGLO XX)

Posted by Edwin Yanes on jueves, enero 14, 2010 in | 4 comments

Los siguientes milagros aparecieron publicados por primera vez en la Novena al Santo Cristo de Esquipulas escrita por el Padre Nicolás de Paz en el año 1723.

Enfermo del hígado
En Santa Anita, Departamento de Ocotepeque, República de Honduras, en Diciembre de 1902, cayó enfermo del hígado y riñones Darío Portillo. Pidió auxilio de los doctores del lugar aunque sin efecto favorable, y perdida toda la esperanza dirigió sus plegarias a la milagrosa imagen  del Señor de Esquipulas, que le restableció la salud.

Otra curación
En San Jorge, República de Honduras, el 23 de Junio de 1900, Justa P. de Arita se vio gravemente enferma a consecuencia de parto, sobreviniéndole ataques de catalepsia, y al cabo de tres meses, no dándole alivio ninguna medicina, su esposo invocó al Señor de Esquipulas y pocos momentos después logro su mejoría.

Sana de 7 enfermedades
El 17 de Mayo de 1903, Josefina Cruz, de once años, fue atacada de una complicación de enfermedades, Meningitis, Tifus y Rubeola y otras más, hasta el número de siete. Estaba a punto de morir pues fue desahuciada por los doctores, y en tan críticos momentos su angustia madre clamó al Señor de Esquipulas quien le devolvió la salud.

Dos curaciones
En Santa Ana, República de El Salvador, el 10 de Agosto de 1903, Balbina N. (que se hallaba encinta), venia a su casa de ordeñar una vaca, como a las 6 de la mañana, y en el camino fue embestida por una novilla que con un cuerno le hirió el estomago: recuperada un tanto llegó a su casa donde su esposo se encontraba grave. Con el percance sobrevino el parto prematuro y como siguió grave paso al Hospital. Al saberlo el marido pidió al Señor de Esquipulas se restablecieran su esposa y el también, petición que fue oída.

Tumor desaparece
En El Chaparrón, departamento de Jalapa, el 28 de marzo de 1904, Angelina Medina, atacada de un tumor en el estómago creyó perder la vida pues el mal llevaba cinco años sin haber encontrado remedio, y en su angustia clamó a Cristo Crucificado de Esquipulas, alcanzando la salud, pues se resolvió el tumor enteramente, y en breve quedó completamente curada y restablecida.

Fuente: BASILICA DE ESQUIPULAS


"Si no crees en los milagros y dices ser ateo, yo te digo que eres un mentiroso, no se puede negar algo que no existe" Yanes

4 COMENTARIOS/OPINIONES:

Publicar un comentario

Tus comentarios son el motor que me impulsan a seguir publicando...gracias.