10/01/2010

SALUDOS NIÑOS EN SU DIA

Posted by Edwin Yanes on viernes, octubre 01, 2010 in , , | 3 comments
El día del niño es y será para mí un día especial. Este día está inundado de gratos recuerdos, aquellos que cuando miraba a mi padre abrazar a un niño, cuando miraba que le regalaba aquel juguete que yo hubiera querido tener, cuando lo invitaba a comer a la casa, cuando le compraba ropa, zapatos u otra cosa que lo hiciera sonreír. Mi padre me enseño amar la niñez cuando yo ni siquiera sabía el significado de esa palabra.
Pero el mundo no cambió con las buenas acciones de mi padre, solamente el mundo de aquellos niños que hoy de “grandes”, recuerdan aquellos detalles que mi viejo les regaló. El mundo sigue igual, los humanos siguen actuando como humanos y la niñez no sabe qué pasa.
Este día tan especial dirijo mi saludo especial para aquellos niños que tampoco saben que significa niñez.


SALUDO:
  • A los niños que únicamente conocen el sabor de los frijoles con tortilla.
  • A los niños que reconocen que papá tiene fuerza y pega duro, y aún con hematomas pueden sonreír.
  • A los niños que le tienen miedo a papá, y éste cree que es respeto.
  • A los niños huérfanos, porque sus padres no están y precisamente no están muertos.
  • A los niños con los pies descalzos y ropas rasgadas.
  • A los niños que trabajan, algunos hasta los obligan a madrugar; aquellos con su carga de leña o las niñas que tortean.
  • A los niños adoptados.
  • A los niños que se van a la escuela sin probar un bocado; aquellos que alucinan del hambre.
  • A los niños de la calle; aquellos que pasan frio.
  • A los niños que les tocó un padrino que es un auténtico patán.
  • A los niños explotados.
  • A los niños ultrajados por sus tios, abuelos, vecinos u otro desgraciado.
  • A los niños que no pueden leer y escribir; aquellos que aprendieron primero a halar el gatillo.
  • A los niños discapacitados; aquellos, que lloran de dolor para poder caminar.
  • A los niños que son obligados a dar mento.
  • A los niños en los hospitales.
  • A los niños que se van sin comer a la cama y no por castigo, sino que no queda de otra.
  • A los niños que los castigan porque no quieren ir a la iglesia; aquellos víctimas de la ironía.
  • A los niños que sufren de aislamiento por ser hijos de padres borrachos, ladrones, drogadictos, corruptos y otro vicioso.
  • A los niños hijos de narcotraficantes que no saben porque papá usa pistola, habla de muerte y dinero todo el tiempo.
  • A los niños que son testigos de violencia.
  • A los niños víctimas de violación.
  • A los niños que pagan los malos actos de los padres.
  • A los niños que sufren el divorcio de sus padres.
  • A los niños que no saben porqué papá está en la cárcel.
  • A los niños que no saben porqué papá le pega a mamá.
  • A los niños que no saben que es MIFAPRO.
  • A los niños que no saben que es una computadora.
  • A las niñas que son obligadas a asear la casa por el simple hecho de ser niñas; aquellas víctimas del machismo.
  • A los niños que no ven a sus padres todo el día porque ellos se van antes de despertar y regresan después de acostarse.
  • A los niños, hijos de madres solteras que trabajan.
  • A los niños que van a una fiesta sin ser invitados; aquellos que quieren probar el pastel.
  • A los niños que se orinan en la cama.
  • A los niños que añoran una choca para ir a las maquinitas.
  • A los niños que van a la feria, solo a ver.
  • A los niños que su único y verdadero amigo es un chucho o un gato.
  • A los niños que son mandados a pedir limosna; utilizando su carita inocente para conseguirle dinero a sus papás huevones.
  • A los niños con dolor de muelas.
  • A los niños que han visto a más de un muerto y no han visto a Santa Claus.
  • A los niños que piensan que un “chato y un risito” tiene vitaminas.
  • A los niños que se bañan en el rio.
  • A los niños que ven a sus padres tener relaciones porque duermen en el mismo cuarto.
  • A los niños, hijos de policías que no saben si su papá regresará a casa.
  • A los niños que no podrán leer este saludo.
  • A los niños que están dejando el mundo en este momento.
Todo lo que hagas por una niña o un niño lo recordará por siempre, así que pensemos que un niño feliz será un adulto feliz, sin rencores. Un niño educado será un adulto honrado.
Aunque siempre hay excepciones no debemos esperar a que el futuro nos cobre la factura, por lo que siempre pensaré que la niñez construirá una sociedad, de nosotros depende como queremos que sea ésta. Un día me dijeron que era pecado maldecir, pero por un instante quiero pecar, Dios perdóname… 

…MALDITO EL QUE SE APROVECHA DE LA INOCENCIA DE UN NIÑO.
 
QUE VIVAN LAS NIÑAS Y NIÑOS DE MI GUATEMALA
 Fuente: Un escrito de mi buen amigo Melvin

3 COMENTARIOS/OPINIONES:

Publicar un comentario

Tus comentarios son el motor que me impulsan a seguir publicando...gracias.