11/25/2010

POESIA Y FILOSOFIA

Posted by Edwin Yanes on jueves, noviembre 25, 2010 in , , | No comments
Material didáctico a partir de un poema de Pessoa · 
Que la filosofía y la poesía están muy relacionadas entre sí, es algo que ya no resulta novedoso. Si el filósofo debiera tener (en cierto modo) el don de la profundidad, de la densidad de pensamiento, el poeta es, más que ningún otro, aquel al que las musas han tocado con la capacidad de expresarse de una forma bella. Y cuando la profundidad se expresa de una forma bella, sencilla, accesible, estamos sin duda ante una de las mayores creaciones del ser humano, ante un auténtico logro lingüístico, artístico y filosófico. Esta breve reflexión me sirve hoy para presentaros una propuesta didáctica, que será de utilidad tanto para profesores de filosofía como para profesores de lengua que amen la poesía (aunque, bien pensado, es difícil ser profesor de lengua y no amar la poesía…). Estoy hablando de Invitación a una metafísica poética, una propueta didáctica realizada desde cuaderno de párvulo, la bitácora personal de Pablo Javier Pérez López, licenciado en filosofía por la Universidad de Valladolid, que ya ha ganado algún premio de poesía y que planea realizar una tesis doctoral sobre Pessoa.
Sólo por leer el poema de Pessoa, ya merece la pena. Pero, si nos animamos a ir un poco más allá, la propuesta didáctica elaborada por Pablo puede resultar bien útil para los profesores. Desde el campo de la filosofía, para entender mejor las metafísicas materialistas o la crítica de Nietzsche a la misma metafísica. Pero también, por qué no, para explicar ese “ansia metafísica” que el poeta comienza negando para terminar, sin saberlo y sin quererlo, defendiendo. Una metafísica de la vida, de lo cercano, del mundo y la naturaleza, poetizada en las palabras de Pessoa. Qué duda cabe, que puede ser un instrumento válido, mucho más que cientos de ordenadores, el poder contar en una clase con una voz que dé cuerpo a estas palabras y que estas pasen, por un instante, a vivir en el aula, a sonar, que es la auténtica naturaleza del logos y no este letargo cibernético de las bitácoras.
De nuevas tecnologías se nos habla. De Webquests, cazatesoros, patatas y de aulas virtuales. Todo al alcance de la mano y del “clic”. Y ahí, por muchos olvidada, sigue viva la palabra, que es la mejor, la más completa y la auténtica herramienta de todo profesor de filosofía. Realizar una maravilla didáctica con palabras. Una creación máxima de nuestro lenguaje en palabras para todos: eso es lo que logró Pessoa. Y la propuesta del cuaderno de párvulo es precisamente eso: reivindicar la poesía, la palabra, como el medio esencial del pensamiento. Bienvenida sea la propuesta, y ojalá que muchos sean los profesores de filosofía que la puedan conocer y aplicar en su aula. Con un poco de suerte habrán logrado dos buenos objetivos: que los alumnos entiendan mejor qué es metafísica, así como sus grandes corrientes. Pero que aprendan también a amar la poesía como una de las mayores formas de creación (a veces filosófica) humana.

0 COMENTARIOS/OPINIONES:

Publicar un comentario

Tus comentarios son el motor que me impulsan a seguir publicando...gracias.