12/06/2010

EL ORIGEN DE TODO Y EL CUERPO DE DIOS

Posted by Edwin Yanes on lunes, diciembre 06, 2010 in , , | No comments
La Ciencia y la Filosofía son los ojos que le permiten ver al Pensamiento. Y a la vez, no son más que el reflejo de las imágenes y conceptos que el Pensamiento a su vez permite desarrollar. Un pensamiento contraído activará una ciencia que no progresa y una filosofía que se llena de certezas para agotar sus preguntas. La búsqueda incesante de las nuevas verdades que son temporales porque la fenomenología de sucesos las cambia, es abandonada frecuentemente para regodearse en el cómodo sillón de lo sabido y de lo creído. Nada hay mas falso que una estructura y una estatura permanentes.
 La Historia de la Ciencia y la Historia de la Filosofía, al igual que la Historia de la Naturaleza, nos enseñan que los conocimientos se van sedimentando uno sobre otro y que si nos quedamos sólo con la superficie que hoy vemos, perdemos la noción de que es factible en su forma actual gracias a la sucesión de etapas anteriores que la hicieron posible. Igualmente, perdemos la noción de las capas de suelos de tiempo y espacio que vendrán y que se sedimentarán junto con sus circunstancias, las cuales conformarán con ellos una realidad eventual que muchos ya se aventuran en hacer absoluta en su versión actual.

Comprender el origen de todo y el Cuerpo de Dios, han sido dos preguntas cuya única respuesta hemos estado buscando incesantemente, a pesar de que siempre nos acompaña, pero que no es revelada. La observación que hemos metódicamente empleado para develar el primero y la contemplación que hemos ejercitado profusamente para encontrar el segundo, aún no brindan sus tan ansiadas respuestas.

Más de mil años de ceguera observacional terminaron cuando Galileo dejó caer los objetos de peso diferente para que cayeran igual desde la Torre de Pisa. Con eso demostraba que pese a ser distintos, la gravedad los trataba por igual y caían al mismo tiempo. El campo no dependía del volumen ni cantidad de la materia. Una observación posterior de Newton condimentada con matemática diferencial, le permitió percibir diferencias en la macro escala planetaria cuando enunció la Ley de Gravitación Universal, años luego de publicar su “Philosophiae Naturalis Principia Mathematica”. Ya estábamos en presencia de las apreciaciones relativas y de que los cambios de escala generaban la existencia de leyes diferentes que se verificaban bajo ciertos marcos de referencia.

Sin embargo, tuvo que llegar Einstein con su Teoría de la Relatividad Especial y su Teoría General de la Relatividad, para reunir al espacio-tiempo en una sola superficie y hacernos evidente el primer plano de convivencia multidimensional en una realidad. No obstante, de la partogénesis de la cuántica en la Universidad de Gotinga, ya había surgido un universo “minuscular” donde los fenómenos electromagnéticos prevalecían sobre los gravitacionales y el Principio de Incertidumbre de Heisenberg daba entrada a la realidad multidimensional de los universos paralelos.

Hoy día, la Teoría del Big Bang tiene amplia aceptación científica y popular, aunque sufre de un problema de rigidez inicial, el hecho de tomar como constante la velocidad de la luz no le hubiera permitido al Universo expandirse tan rápidamente como ocurrió en fracciones infinitésimas de tiempo, cuando los fotones brotaron en estallido del cigoto inicial para crear y fecundar el espacio tiempo. Las preguntas iniciales siguen abiertas.

Fuente: http://opinion.eluniversal.com/2010/12/06/opi_art_el-origen-de-todo-y_06A4810493.shtml

0 COMENTARIOS/OPINIONES:

Publicar un comentario

Tus comentarios son el motor que me impulsan a seguir publicando...gracias.