6/17/2011

RECORDANDO A PAPÁ

Posted by Edwin Yanes on viernes, junio 17, 2011 in , , , | No comments

Mi padre, antes de mi despedida, dic. 2010.
Papá es el hombre que desde niño admiré, el hombre en quien siempre confié, quien me tomaba de la mano y me invitaba a caminar, a batallar por mis sueños. Papá el hombre que me inspiró a luchar vehemente por mis ideales y a decir siempre sí se puede.

Mi papá por motivos laborales desde que tengo uso de razón ha pasado fuera de casa, viviendo en la ciudad capital de Guatemala, pero eso sí, cada fin de semana estaba con nosotros en casa.
Recuerdo hoy con lágrimas en mis ojos aquellos días de mi infancia, cada sábado con mis hermanos pasábamos horas y horas pendientes de la llegada de papá, a veces hasta alucinando y viendo en otras personas a papá, eran días de mucha alegría, el poder compartir con papá luego de una semana fuera de casa.  El momento de gozo, se daba cuando a lo lejos veíamos ir a papá, salíamos corriendo a encontrarlo y abrazarlo, él con gran amor estrechaba nuestro cuerpo y tiernamente nos decía, cómo han estado mis hijos, nosotros sonriendo respondíamos que muy bien, entre tanta alegría de cada fin de semana, también habían momentos de tristeza, cuando ya eran las 7 de la noche del día sábado y nosotros seguíamos esperando ver a los lejos llegar a nuestro padre, pero el tiempo avanzaba  y mi papá no aparecía, cuando de pronto mirábamos que iba un compañero de trabajo y salíamos a preguntar sobre mi papá y nos decía que había mucho trabajo y que llegaría hasta el siguiente día (domingo), era para nosotros una noche larga, ansiosos por ver el nuevo amanecer y con nuestro padre poder estar, de esto ya hace como 18 años, en donde los teléfonos celulares eran una locura en Guatemala  y si al caso los tenían los señores adinerados, por tal razón nuestro papá no se podía comunicar de forma inmediata con nosotros.

Como recuerdo a mi padre, siempre me llamaba el hombre de la casa, por ser el mayor de mis hermanos, otro gran detalle que no olvidaré jamás, cuando ya estábamos dialogando toda la familia, se acercaba a mí y me daba una palmadita en la espalda y me decía y cómo está mi viejito, era una palmada en la cual yo sentía el inmenso amor de mi padre. 

Hoy que ya son padre comprendo el privilegio de ser papá y la responsabilidad de brindar  el ejemplo de vida para nuestros hijos tal como lo  ha sido mi padre.

Feliz día del padre colegas papás.


0 COMENTARIOS/OPINIONES:

Publicar un comentario

Tus comentarios son el motor que me impulsan a seguir publicando...gracias.