10/24/2011

UN DIA ENTRE NIETZSCHE Y FOUCAULT

Posted by Edwin Yanes on lunes, octubre 24, 2011 in , , | 1 comment
“Foucault es Nietzsche sin serlo. Foucault equilibró su rol crítico y singular con su carrera académica. Puso sobre la balanza su pensamiento crítico, nutrido por la palabra roedora de los márgenes, con la ocupación de un sitio oficial. Fue un pensador clásico. Nietzsche no equilibró nada, desequilibró todo. Pero Foucault continúa las preocupaciones de Nietzsche con otras palabras, otro estilo, otro modo, otro temple. Foucault es la metamorfosis de Nietzsche”. La cita, del libro El último oficio de Nietzsche, del filósofo y escritor argentino nacido en Rumania Tomás Abraham, sirve de disparador para recordar el nacimiento de dos de los filósofos que más influyeron en el siglo XX, el alemán Friedrich Nietzsche y el francés Michel Foucault. Ambos vinieron al mundo un día como hoy, 15 de octubre: Nietzsche en 1844 y Foucault en 1926.

El primero fue filósofo, poeta, músico y filólogo, y está considerado uno de los pensadores modernos más influyentes del siglo XIX. Su crítica exhaustiva de la cultura, la religión y la filosofía occidental, mediante la deconstrucción de los conceptos que las integran (basada en el análisis de las actitudes morales hacia la vida), marcó a generaciones posteriores de teólogos, filósofos, sociólogos, psicólogos, poetas, novelistas y dramaturgos.
El segundo, fue un historiador de las ideas, teórico social y filósofo. Profesor en varias universidades francesas y estadounidenses y catedrático de Historia de los sistemas de pensamiento en el Collège de France, su trabajo influyó en importantes personalidades de las ciencias sociales y las humanidades.

El maestro moralista
Friedrich Wilhelm Nietzsche nació en Röcken, un pequeño pueblo de Sajonia-Anhalt, cerca de Leipzig, el 15 de octubre de 1844. Era hijo de un pastor evangélico que murió cinco años más tarde, lo que hizo que Nietzsche creciera en un ambiente completamente femenino. Estudió primero en el internado dela Escuelade Pforta, donde recibió los primeros conocimientos sobre la antigüedad clásica.
Más tarde estudió filología clásica en las universidades de Bonn y Leipzig. En esta última ciudad entró en contacto con la filosofía de Arthur Schopenhauer, que también influiría decisivamente en la formación de sus ideas, y con la música de Richard Wagner, a quien más tarde conoció personalmente, y del que fue un apasionado admirador. En 1869, con apenas 25 años, fue nombrado catedrático de filología clásica en la universidad de Basilea.

Su actividad docente se vio interrumpida por la guerra de 1870, en la que él participó como enfermero hasta que se vio obligado a regresar por causa de una disentería, enfermedad de la que nunca llegó a restablecerse del todo. Así, en 1876 Nietzsche tuvo que pedir un permiso de un año por enfermedad, y poco después, su jubilación; Basilea le pagó una pensión durante el resto de su vida. En 1881 conoció a Lou Salomé, de la que se enamoró profundamente; pero ella no le correspondió.
Tras su jubilación, pasó largas temporadas enla Rivierafrancesa y en el norte de Italia, dedicado a pensar y a escribir. Pero sus obras no tenían el éxito esperado y Nietzsche se iba quedando cada vez más solo. A principios de 1889, en Turín, cuando ya estaba casi ciego, sufrió una crisis de locura de la que no se recuperó. Vivió los últimos 12 años de su vida bajo los cuidados de su madre y luego de su hermana.
Aunque escribió en el siglo XIX, sus ideas sobre la naturaleza del hombre y la moralidad en un mundo cambiante son modernas.

En su obra de 1886, Más allá del bien y del mal, el filósofo rechazó no sólo el cristianismo sino cualquier moral absoluta determinada artificial y culturalmente; propuso en su lugar una “transvaloración de los valores”. En Así hablaba Zaratustra, una parábola literaria en la que un anciano filósofo persa actúa como doble del autor, desarrolla la teoría del superhombre, una figura heroica y positiva que, incorporando lo mejor de las virtudes femeninas y las masculinas, aspira más a la grandeza que a la convencional bondad de la moral cristiana. La “muerte de Dios”, reconoce Nietzsche, creó un vacío, una ausencia de finalidad y de sentido en el mundo; él vio el creciente racionalismo reinante a su alrededor como un vano y peligroso intento de colmar ese vacío.
Trastornado por lo que posiblemente era una sífilis avanzada, Nietzsche murió incomprendido y poco valorado en Weimar, el 25 de agosto de 1900, tras dos décadas de solitario vagar, sintiéndose cada vez más enfermo.
Escribió una vez que algunos hombres nacen tras su muerte, éste, según Sigmund Freud, hubiera sido un epitafio apropiado para él.
Complejo y a veces prácticamente impenetrable, no resultaba extraño encontrar sus libros entre los pertrechos bélicos alemanes durantela Primera GuerraMundial; luego los nazis no dudaron en distorsionar sus teorías para fundamentar con ellas sus propias ideas sobre una raza aria superior.

El filósofo del sexo
Paul Michel Foucault nació en Poitiers, el 15 de octubre de 1926. Era hijo de Paul Foucault, un cirujano que esperaba que él siguiera sus pasos. Ingresó en el colegio jesuita Saint-Stanislaus, en donde se destacó. Durante este periodo, Poitiers era parte dela Franciade Vichy y sería ocupada por Alemania. Trasla Segunda GuerraMundial, Foucault ingresó enla Escuela NormalSuperior de París, principal entrada a una carrera académica en Francia. Allí sufrió agudas depresiones e incluso intentó suicidarse. Fue llevado a un psiquiatra y, además de su licenciatura en filosofía, también obtuvo una en psicología, de reciente creación.
Fue miembro del Partido Comunista Francés entre 1950 y 1953. Su mentor, el destacado filósofo marxista Louis Althusser, lo indujo a ingresar en él, si bien nunca participó activamente y se desafilió al desilusionarse tanto con la política como con la filosofía de Stalin.

Tras un breve período en la École Normale, enseñó psicología de1953 a1954 enla Université LilleNord de France; en 1954 publicó su primer libro: Maladie mentale et personnalité. En 1954 fue delegado cultural enla Universidadde Uppsala, en Suecia. En 1958 ocupó puestos en Varsovia y Hamburgo.
Regresó a Francia en 1960 para terminar su doctorado y asumir un puesto enla Universidadde Clermont-Ferrand. Protegido de Althusser, Foucault se dio a conocer en 1961 con Historia de la locura en la época clásica, que presentaba respuestas históricas de la civilización a las enfermedades mentales, como un modo de identificarse a sí misma por exclusión. En un estudio posterior, Vigilar y castigar, afirma que las cárceles, los hospitales y las escuelas presentan similitudes entre sí porque sirven para la intención primera de la civilización: la coacción. Las controvertidas ideas de Foucault sobre el poder (que deben mucho a Nietzsche) lo condujeron al tema del sexo. Pensaba que la regulación del comportamiento sexual, es decir del cuerpo, es la experiencia individual más básica del control social. Históricamente las censuras han configurado las ideas occidentales sobre la identidad.

En La inquietud de sí modificó su actitud rotunda y observó que en el reino del sexo algunas sociedades, por ejemplo la de la antigua Roma, permitieron un grado mayor de placer individual. Paradójicamente, revelaciones póstumas acerca de la conducta sexual de Foucault (homosexual y sadomasoquista, se expuso deliberadamente al sida) afectó su credibilidad ante algunos estudiosos.
En 1984, en el apogeo de su reinado como el intelectual más destacado de la época, Foucault publicó La inquietud de sí, la tercera entrega de su proyecto en seis volúmenes Historia de la sexualidad. El estudio de las relaciones entre las actitudes sexuales, la identidad y la ética desde los tiempos de la antigua Grecia hasta la modernidad también constituyeron el último acto de erudición de Foucault: poco después murió de sida en París, a los 57 años.

1 COMENTARIOS/OPINIONES:

Publicar un comentario

Tus comentarios son el motor que me impulsan a seguir publicando...gracias.