12/06/2011

SOBRE EL PESO ONTOLOGICO DEL SER

Posted by Edwin Yanes on martes, diciembre 06, 2011 in , , | No comments
¿Qué es la ontología?
Partamos desde donde se debe partir: Desde las definiciones
Primero con la palabra ontología:
La ontología es una rama de la metafísica (rama de la filosofía que se encarga de estudiar la realidad desde el punto que va más allá de la materia) que se encarga de las entidades y de sus existencias, y además, de las maneras en que estas entidades se relacionan con su existencia y con sus co-existencias.  Estudia al ser en tanto lo que se es. Algo así como un estudio general de propiedades, estructuras y funciones de un existente.

Las mayorías de las entidades que estudia la ontología son abstractas: Dios, el ser, las ideas, el pensamiento y el amor son algunos ejemplos.
 Aristóteles llamaba a la ontología “filosofía primera”. Y la considera como la ciencia del “ente en cuanto ente”. Esto significa el estudio de los entes (algo que está ahí, que se manifiesta en nuestra percepción) partiendo desde el ente mismo, desde su propia estructura y, luego, desde su relación con  lo demás.  Por ejemplo: una piedra (su forma, su color, su peso, su textura) y la relación que tiene con todo lo que no sea esa piedra, con todo lo que no–es-esa-piedra.  Esa piedra es porque está ahí rodeada de otros entes que no son esa piedra. La piedra es porque es una parte dentro de la totalidad del universo y de nuestra percepción.
Para concluir: la ontología forma una parte muy importante dentro de la ciencia filosófica por preguntarse los límites de lo real, de las ideas, y de las manifestaciones posibles de los entes con la realidad  y de su relación con ella.

¿Qué es el “ser”?
Hay muchos conceptos para una sola palabra. “Ser” es una palabra a la que varios filósofos le han atribuido un concepto. 
El ser es la definición por acción del ente. Es un ente (cosa que es, que existe, como ya aclaramos) manifestándose frente a un medio. A continuación veremos los conceptos de “ser” de algunos filósofos:
Paraménides: Lo define como algo que es y que existe, o sea, todo lo opuesto a la nada.
Platón: Lo define como la idea. Es inmaterial, absoluta, perfecta.
Aristóteles: Lo define como sustancia compuesta de materia y forma, unidas inseparablemente.
Heidegger: Heidegger ha sido el filósofo que le devolvió a la filosofía la pregunta por el ser. Creía que el concepto del ser había sido desontologizado y que habían vaciado todo su contenido existencial.  
Para Heidegger un concepto de ser no puede ser un concepto genérico como lo definiría a un ente. Para lograr un concepto de “ser” se debe ir más allá de una generalidad genérica (o sea, material), porque el ser es trascendente por excelencia.
Entonces para definir a un ser no basta con tomar un concepto genérico-material, se debe tomar una generalidad trascendental de ese ser. 

La finitud del ser ocupa un lugar importante en la filosofía Heideggeriana. La finitud le da temporalidad al ser, el tiempo es el único horizonte en el que le es posible moverse al ser. Para Heidegger el ser hombre es el dasein: esta arrojado en el mundo. Estar-en-el-mundo es el único modo del ser. La finitud del hombre dentro de la infinitud del universo lleva a querer comprender el mundo.
Sartre: Para Jean-Paul Sartre hay dos tipos de ser:
El ser-en-sí: algo que está allí, algo que es, como una roca, una casa, una fruta, una vaca.
Y el ser-para-sí: es el ser de las personas, el ser teniendo consciencia de que es, como subjetividad, teniendo libertad.

Para Sartre no existe dualidad de ser-parecer. El ser es lo que es y no lo puede ocultar. Esta ahí manifestando siempre su esencia. En caso del ser-en-sí mediante sus características materiales y físicas. En caso del ser-para-sí, o sea, de las personas, mediante sus actos.

Imagen tomada de la red.

0 COMENTARIOS/OPINIONES:

Publicar un comentario en la entrada

Tus comentarios son el motor que me impulsan a seguir publicando...gracias.