7/09/2012

EL TRASTORNO DEL MUNDO

Posted by Edwin Yanes on lunes, julio 09, 2012 in , , | No comments
La Idea es el eje alrededor del cual ha girado el inminente trastorno del mundo: Lo que es racional es real; Y lo que es real es racional.[1]
ANÁLISIS CRÍTICO DE AQUELLO QUE HA TRASTORNADO AL MUNDO: EL PANLOGISMO.
Esta frase, como un todo, encierra un contenido explosivo, tiene un rico significado que nos va permitir acercarnos al pensamiento del gran filósofo Hegel.

1.- Análisis de la estructura lógica de la frase.
Esta frase es un juicio categórico afirmativo, utilizando el argot de la lógica, es una proposición categórica universal afirmativa.
Ejemplo: todo obrero es explotado. En el caso de Hegel: Todo lo racional es real. Lo importante de este último juicio es que si uno invierte sigue siendo una proposición universal afirmativa: Todo lo real es racional. Cosa contraria pasa con el primer ejemplo, lo invertimos: todo explotado es obrero. Notamos que no necesariamente. Para que tenga coherencia lógica tenemos que convertirlo en un enunciado particular afirmativo: algún explotado es obrero.
Se abstrae de la frase que hay una identidad entre el sujeto y el predicado. Como por ejemplo: Todo hombre es humano y todo humano es hombre. Los conceptos se identifican y los dos son proposiciones universales sin alterarse la extensión y el contenido. Lo mismo pasa con la sentencia hegeliana.
Pero analizar el panlogismo de Hegel a través de la lógica formal es muy limitado, no nos permite atrapar el significado esencial de la frase. La frase tiene toda una riqueza que mostrarnos. Falta reconocer el manjar para disfrutar del enunciado planteado, para eso tenemos que degustar y transformar la “conciencia en sí” en una “conciencia para sí”.

2.- Análisis lógico dialéctico de la frase.
a.- Analicemos la primera parte del todo, tesis: Lo que es racional es real.
Para Hegel lo racional es la Idea[2]. “…Lo racional, que es sinónimo de la Idea”. Y la Idea es lo que existe y si existe es porque es necesario; pero no todo cuando existe es necesario (real). Por ejemplo: el feto en un momento determinado es necesario, por tanto existe. Pero en otro momento deja de ser, para ser, otro ser. Y en ese momento ha dejado de existir, ha dejado de ser necesario (real). Sin embargo, se ha conservado y ha pasado a una superior etapa: humano. Lo que nace debe perecer, pero el perecer no significado la anulación total, sino la conservación y superación del proceso como totalidad.
Se entiende que la necesidad no es eterna e inmutable es accidental, coyuntural, momentánea; es para un momento, inexorable, esto puede devenir en contingente en el proceso; pero esto es una parte del todo. Lo más importante es el objetivo de lo racional, o sea el proceso del desarrollo hacia la realización. Hay una lucha en el desarrollo: lo necesario deviene contingente y lo contingente necesario. Los opuestos en lucha se necesitan en su unidad contingente para realizar la resultante síntesis del desarrollo del todo.

b.- Analicemos la segunda parte del todo, antítesis: Lo que es real es racional.
Lo necesario (real) tiene que hacerse, tiene que realizarse; tiene que convertirse en racional. Lo necesario se encamina hacia su realización. Pero esto que fue real en un momento trueca en algo irreal y por lo tanto irracional. Lo que en un momento es, va dejando de ser y es necesario su derrumbe y desaparición. Esto es la contradicción[3] que envuelve el desarrollo histórico de lo racional.
Ejemplo: En nuestro país (Perú), hay una burguesía decadente y parasitaria, la burguesía burocrática, ésta no deja desarrollar las fuerzas productivas, retrasa y traba el progreso de la nación. Esta burguesía ha dejado de ser necesario y efectiva para la realidad histórica. Por lo tanto, es irracional e irreal, ha dejado de ser para este mundo actual. Sin embargo, se resigna a morir y desaparecer de la faz de la tierra, hace la lucha y la guerra para seguir sobreviviendo. Pero tiene un destino fatal: la tumba. La burguesía burocrática se irreal, y lo real en la actualidad es el derrocamiento de lo irracional (la burguesía burocrática), para que florezca lo racional (lo nuevo y necesario).
Cómo expresión nueva de la historia. En síntesis: Todo lo que nace tiene que perecer.
En palabras de Engels: “Y así, en el curso del desarrollo, todo lo que un día fue real se torna irreal, pierde su necesidad, su razón de ser, su carácter racional, y el puesto de lo real que agoniza es ocupado por una realidad nueva y viable; pacíficamente, si lo viejo es lo bastante razonable para resignarse a morir sin lucha (imposible); por la fuerza, si se opone a esta necesidad.”[4]

c.- Analicemos el todo, síntesis: Lo que es racional es real y lo que es real es racional.
Es el proceso en su desenvolviendo de sus partes haciendo el todo, cada parte es una etapa del proceso inevitable para su realización. Esta realización conlleva en su seno la lucha ardua en busca de expresarse en todo su esplendor. Y esto es la dialéctica, que en Hegel se desenvuelve bajo el manto del idealismo, pero tiene la semilla que florece bajo el manto del materialismo.
Ser autoconsciente de la realidad objetiva es la parte intermedia de la etapa, que solo podremos comprender en la transformación revolucionaria de la realidad objetiva.


0 COMENTARIOS/OPINIONES:

Publicar un comentario en la entrada

Tus comentarios son el motor que me impulsan a seguir publicando...gracias.