11/06/2012

LA CULTURA DE LO NUEVO

Posted by Edwin Yanes on martes, noviembre 06, 2012 in , , , | No comments

Comienzan ya a surgir, y a escucharse voces de pensadores comprometidos. Nos hacían falta. La crisis no puede eclipsar el pensamiento, y menos todavía, las ideas nuevas, los horizontes luminosos, las soluciones eficaces para este momento tan grave como dramático que nos ha tocado vivir.

“Ya vuelve el español donde solía”, nos dice el filósofo Alejandro Llano. “A lo largo de su compleja historia, los parajes más visitados por los españoles han sido los del desencanto y la frustración. Y esa vieja tradición comparece otra vez.
A estas alturas, ya se van difuminando los recuerdos de la originalidad y la capacidad de innovación que—en el proceso de la transición de la dictadura a la democracia—sorprendieron incluso a sus protagonistas.
¿Qué se hizo de aquella creatividad, de aquel arrojo?”, se pregunta el filósofo. Alejandro Llano se resiste al pesimismo cínico y propone salir del sometimiento y la chapuza. Para ello, apunta el camino: “La clave se encuentra donde casi nadie la busca: en la cultura”. Al cultivo serio del arte, la ciencia y el diálogo social; a la actitud reflexiva de instituciones y personas, a la madurez ciudadana de quienes se atreven a enfrentarse con buenos argumentos a los poderes establecidos.

Con aire de reto, Alejandro Llano establece el verdadero punto de partida:
“Lo que necesitamos en España es una cultura de lo nuevo”. Y lo nuevo, para el filósofo, solo tiene un origen: “El pensamiento vital, lúcido, dialógico, incansablemente trabajado”. Las ocurrencias felices no solucionan nada.

Ya era hora. El grito está servido y la invitación es apremiante: la actitud reflexiva, el diálogo serio y profundo, y el fomento de una creatividad sana son los elementos necesarios para una verdadera innovación. El ensayo del profesor Llano en Nueva Revista es todo un horizonte, una solución para afrontar la crisis que amenaza con ahogarnos.

0 COMENTARIOS/OPINIONES:

Publicar un comentario en la entrada

Tus comentarios son el motor que me impulsan a seguir publicando...gracias.