2/19/2013

ARISTOTELES Y LA JUSTICIA

Posted by Edwin Yanes on martes, febrero 19, 2013 in , , , | No comments
Aristóteles, en su obra “Ética a nicomaquea” sostiene que la virtud más necesaria de todas para la conservación del mundo es la virtud de la justicia, considerada como la suma de todas las virtudes, afirmando que es la virtud completa, por cuanto refiere a otras personas, pues es más difícil ejercer la virtud con los demás que solamente consigo mismo.
Para él esta justicia es la justicia general, toda vez que existe también la justicia particular, que se divide asimismo en distributiva y transaccional: la distributiva, que aplica una proporción geométrica entre varias cosas o personas; y la transaccional que aplica una proporción aritmética. Trata luego de la relación entre la justicia y la ley, una relación necesaria para que el bien del otro se consiga, pues el hombre por sí mismo siempre busca el propio bien. Por ello, se necesita una ley. La justicia legal se debe aplicar una vez que se han aprobado las leyes.  

Aristóteles distingue los vocablos de justicia y sinjusticia, y después establece sus definiciones y declara en qué género de obras se emplean y ejercitan, aduciendo que todos pretenden llamar justicia aquel hábito y costumbre que hace prontos a los hombres en el hacer las cosas justas y por la cual los hombres obran justamente y aman las cosas justas; y de la misma manera, pretenden llamar sinjusticia aquella costumbre que induce a los hombres a hacer agravios y a querer lo que no es justo.  De esta manera, pues, la justicia es la virtud perfecta. De manera que justicia no es una sola especie de virtud, sino una suma de todas las virtudes y su contraria, la sinjusticia no es una especie de vicio, sino una suma de todo género de vicios. 

Ya, pues, definimos que es injusto aquello que es contra ley y desigual; y lo justo lo que es legítimo, conforme a la ley e igual. Aristóteles distingue lo justo civil en dos especies: uno que por naturaleza tiene fuerza de ser justo, como es la defensión de la propia vida, y otro que obliga, no por naturaleza, sino por aceptación voluntaria de los hombres. 

De este concepto aristotélico ha nacido el proverbio:
“Todas las virtudes se encuentran en el seno de la justicia”.

Fuente: http://www.filosofia.mx/index.php?/perse/archivos/aristoteles_y_justicia

0 COMENTARIOS/OPINIONES:

Publicar un comentario en la entrada

Tus comentarios son el motor que me impulsan a seguir publicando...gracias.