3/18/2013

¿Y CUÁNTO VALES TÚ?

Posted by Edwin Yanes on lunes, marzo 18, 2013 in , , , | No comments
De qué trata "¿Y Cuánto Vales Tú?"

Este mensaje de reflexión trata sobre el dilema que muchos vivimos todos los días: "El ser, el hacer y el tener". Este dilema lo vivimos aunque no nos demos cuenta, porque nuestra sociedad es cada vez más "materializada" e influye en nosotros a darle demasiada importancia al "tener", conduciéndonos a "hacer" lo que sea para "tener" lo nuevo que "necesitamos", cuando muchas veces no es una necesidad real sino el capricho de algo superfluo. También contempla el afán exagerado de "tener" algo no material, como un "estatus social", "una figura perfecta", "unas calificaciones perfectas", etc.
Esto nos hace olvidar lo que realmente "somos" porque el deseo de "tener" cambió nuestras prioridades.
A la vez, el mensaje aborda otro aspecto importantísimo para tener una vida feliz: "nuestra autoestima". La estima que sentimos por nosotros mismos o el "valor" que nos damos se ve, muchas veces, influido por el dilema anterior. Cuántas veces escuchamos a una persona decir "Es que, yo no valgo nada" o "Es que, yo no sirvo para nada", y esto es resultado de hacer fracasado en la lucha por "tener" algo.
El mensaje motiva a las personas a darse cuenta que todos valemos mucho y que somos fruto de lo que hacemos; por lo que todos tenemos la misma oportunidad de "hacer" algo mejor para llegar a "ser" algo mejor, y así, valorarnos más.

¿A quién va dirigido el mensaje?

A jóvenes de 14 a 90 años, porque, si bien la fecha en que nacimos influye en qué tan jóvenes nos sentimos, la actitud que mostramos y el espíritu de lucha es lo más importante.
Para los más jóvenes, es decir, los adolecentes o adultos menores, este mensaje puede fortalecer su proceso de madurez, porque les sugiere desde el inicio de su vida adulta, hacia qué aspectos de su vida deben dirigir sus esfuerzos.
Para los jóvenes maduros, los que se hacen llamar adultos, este mensaje puede aplicarse a sus propias vidas, para que mantengan la escencia de lo que son, pero también puede utilizarse como herramienta para orientar a sus hijos, sobrinos, estudiantes o amigos más jóvenes; o para motivar a sus padres, abuelos o visalbuelos al hacerles ver que todavía les queda mucho por hacer.
Para los menos jóvenes, a quienes los ignorantes llaman a veces "ancianos" o "viejitos", este mensaje puede servir como una enseñanza de vida para sus hijos, nietos o visnietos; demostrándoles que ninguna circunstancia en la vida, sea buena o mala, debe cambiar la escencia de lo que son.
Para las personas de todas las edades, el mensaje los motiva a que no exista ninguna excusa que les impida "hacer" mejores cosas para sus vidas.

Fuente: http://reflexionesprofundas.com/#detalle

0 COMENTARIOS/OPINIONES:

Publicar un comentario

Tus comentarios son el motor que me impulsan a seguir publicando...gracias.