7/12/2013

LA CASADA INFIEL

Posted by Edwin Yanes on viernes, julio 12, 2013 in , , | No comments
Él la amó o quizá en su yo más profundo todavía la ame, no lo sabe a ciencia cierta, pero lo que sí sabe es que esa musa, le robó grandes años de su vida dorada.
La conoció en el ocaso de un día soleado, luego de salir del colegio, cuando se dirigía a casa, de pronto sus amigos le dijeron, vamos a dar una vuelta a cielo dorado,  él un tanto rogado aceptó, sería ese momento maldito en que la conoció y ella sus ojos hechizó, sin existir el amor a primera vista, ella lo flechó, él a sus amigos preguntó, cómo se llama la dueña de mi vida (mientras con disimulo la señalaba) y al unísono sus compinches respondieron, se llama; Flor del cielo, él miró al firmamento y de un sorbo el aire absorbió, supongo que al cielo esa hermosa flor a Dios le pidió, más no sabía que ese día su más amargo dolor al Altísimo pedía, pero, ¿Quién entiende a un corazón que ha perdido la razón?, sin duda nadie, así es el amor, cuando llega nadie puede impedirlo, ni las guerras mundanas y menos las interiores.
El tiempo raudo seguía esfumándose, y él la seguía con más ímpetu frecuentando, pasaron los días y le expresó su amor y para su más profunda alegría, ella le "correspondió"; desde aquél día su vida se volvería una completa pesadilla, entremezclada de alegrías y dolor. El primer paso fue el sí de Flor del cielo,  aunque ese día, él moría de alegría, su sueño dorado, por fin se había realizado, obtener el sí de la ninfa más bella de la ciudad cielo dorado, los meses pasaron y todo marchaba bien, pero de pronto, el amor se estancaba, él pedía al menos un beso, pero no le daban ni siquiera eso, se había convertido en un mendigo de amor.

El tiempo pasó y pasó y el amor era unilateral, él daba sin recibir, Flor del cielo, había encontrado un títere y no un hombre a quien amar, es entonces cuando el dolor se apoderó de él y quiso olvidarla, aunque luchaba contra viento y marea, el corazón era más fuerte que la razón, y así los meses pasaron y él sufría en soledad, el amor de su vida  no le supo corresponder; aunque ella decía amarlo, sus acciones denotaban todo lo contrario.
Casada infiel
Por fin luego de largas batallas internas, él puedo alejarse y olvidar a su amada, se mudó de ciudad y desde luego de amor. Con el paso de los años volvió a saber de Flor del cielo, se había casado y era madre de dos pétalos, quienes con certeza son su razón de vivir; indagando un poco sobre su vida, él supo que se casó con un mercader de Ventua, quien le prometió el cielo y el mar, pero que al final sólo cumplió con una cosa y su vida es un completo mar, pero de lágrimas, aún así ella vive con él, más por dinero que por amor. Según rumores del pueblo, ante la infelicidad de su hogar, ella se ha vuelto la casada infiel.

Él por su parte es un hombre renovado, que da gracias a Dios por haberlo salvado de las garras de una casada infiel.

Autor: Edwin Yanes

Sí te gustó no dudes en compartirla en las redes sociales.

0 COMENTARIOS/OPINIONES:

Publicar un comentario en la entrada

Tus comentarios son el motor que me impulsan a seguir publicando...gracias.